332. Lo que piensa el psicoanálisis de las terapias comportamentales.

El conductismo inició con Watson, quien partió de la idea de que no hay que ocuparse de la “caja negra”, es decir, de los pensamientos que la gente tiene en la cabeza, sino de lo observable, los comportamientos. A Watson se le suma luego Pavlov y su famoso “condicionamiento operante”: un perro babosea frente al alimento, se asocia un timbre a la presentación de su comida, y en un tercer tiempo, bastará con tocar el timbre para que el perro babosee. Luego vendrá Skinner, quien en los años 30 domestica ratas y palomas: “las domestica recompensándolas cuando su comportamiento es el que se espera de ellas. De ahí, pasa a la domesticación humana” (Miller, 2005).

Skinner pensaba que “no nos podemos pagar el lujo de ser libres”, por eso escribió una novela titulada Walden Two (1948); se trata de la posibilidad de crear una comunidad basada en las leyes del conductismo, es decir, dirigida por entrenadores y planificadores que tiran de los hilos de sus marionetas desde la más tierna edad (Miller, 2005). La obra de Skinner fue considerada como “siniestra” por el New York Times de esa época. En México existe una localidad, llamada Los Horcones, situada en el Municipio de La Colorada (en el Estado de Sonora), que vive bajo las ideas skinnerianas acerca del conductismo y su ingeniería de la conducta; tiene una población de no más de ¡15 habitantes!

Luego, con Beck, el conductismo, “una pobre vieja cosa” (Miller, 2005) se vistió con el nuevo traje del cognitivismo. Ahora sí se interesaron en esa “caja negra”, pero con el modelo aportado por la informática: el ser humano es equivalente a un computador, al que se le puede programar o desprogramar, y los problemas del sujeto tienen que ver con la transmisión y almacenaje de la información dentro del cerebro, de tal manera que si el sujeto funciona mal, esto se debe a que adquirió una serie de “esquemas maladaptativos tempranos”, los cuales se pueden corregir, es decir, reprogramar. El tratamiento de los pacientes, por tanto, se reduce a un tratamiento de la información y las personas, bajo este modelo, son consideradas como máquinas.

Para saber si el sujeto tiene esos “esquemas”, se hacen entonces encuestas, y con ellas, cálculos, frecuencias, probabilidades, distribuciones, etc. Se extienden las encuestas a poblaciones numerosas por la vía administrativa, y se pasa a ser epidemiólogo (Miller, 20005). El fundamento del cognitivismo es suponer un sujeto transparente a sí mismo, que responde las encuestas o los test que se le aplican donde corresponde, sin ningún obstáculo (Miller). Se trata de nuevo ideal de conocimiento, un conocimiento total; un nuevo ideal de cuantificación de todo lo humano; una “cuantificación enloquecida, que es un puro simulacro del discurso científico” (Miller, 2009), que se extiende por todas partes y busca recubrir todos los aspectos de la vida. ¿Cómo responde el psicoanálisis a este nuevo Otro en el campo de las psicoterapias? El psicoanálisis, que es un tratamiento que consiste en hablar libremente y no en hacer encuestas a los pacientes, que cuestiona “todas las creencias, todos los fines, todas las nociones de beneficio y aún la noción misma de realidad” (Miller), tendrá que reinventarse, sin renunciar a volver legible el goce que prevalece para cada sujeto.

Acerca de Hernando Bernal

Hay un Hernando humorista, don juan, satán, tierno, charlatán, malicioso, displicente, generoso, vanidoso, amoroso, burlón, aullador, seductor, apasionado, cínico, gozón, tortuoso, sublime, puntilloso, profundo, cautivador, caprichoso, necio, amistoso, imprudente, voyeur, parrandista, goloso, simplón, afectuoso, irónico, cordial, sarcástico, expresivo, mimoso, tentador, hechicero y mordaz. Ver todas las entradas de Hernando Bernal

11 responses to “332. Lo que piensa el psicoanálisis de las terapias comportamentales.

  • cesar

    pobres psicoanalistas analfabetas de la psicologia, el descubrimiento de pavlov fue el condicionamiento clasico, no el operante. porque no profundizan un poco mas antes de postular enunciados sin fundamento,

  • Juan

    Juan,
    Bernal ,recuerda el 11 mandamiento ” no dar papaya”.

    Pero creo que solo tuviste un “lapsus”, por que el ejemplo quedas si es el experimento de Pavlov. por lo tanto sigues siendo rico.

  • sara roldan

    ¿Lo que piensa el psicoanálisis de las terapias comportamentales? ¿o lo que piensa bernal de las terapias comportamentales?

  • Juan

    Hernando, te cuento que soy psicólogo cognitivo-conductual. Con una gran admiración y a la vez critico de la obra de Freud.
    tu expresión de ” Furibundos” dirigida a “Colegas” no le queda bien a una persona con tu inteligencia.

    Feliz día!!!

  • Juan Pablo

    Hola Hernando,
    para comenzar, me gustaría decirte que el psicoanálisis es la “Panacea”, ¡pero no es verdad! Esto se debe a que eso de buscar huellas mnémicas o ir al pasado (a la primera infancia) para decir que un fetichista tiene arraigado en su inconsciente, la imagen de su niñera cuando se sentó mal y la vio los calzones blancos, entonces desde ahí sus fantasías acerca de un panti blanco; como que no cuadra ¡Cierto!

    Por otra parte, te digo que el psicoanálisis es como el falso profeta, puesto que habla muy bonito pero nada de lo que dice es verdad. Si no es así, ¿por qué tengo que esperar entre 3 y 15 años, para darme cuenta de algo que puedo resolver en 6 meses o 1 año, con una terapia más efectiva? ¿Será acaso, porque los psicoanalistas buscan que sus pacientes los sostengan de por vida? Te dejo la inquietud.

    Eres genial, nunca cambies

    Juan Pablo

  • mao

    y al fin, que piensa el psicoanalisis de las terapias comportamentales?

    aparte de un par de citas que pretenden interpretar las teorias conductistas primero y luego las cognitivas, seran las ultimas lineas del ultimo parrafo las que daran luces al titulo de la entrada?

    no creo. Solo pretencioso y pobre para un titulo rimbombante.

    pd: podrias cambiarlo a ” lo que encontre que piensa Miller de….”

  • Desterrado

    A mi me parece que la primera cita de Miller sobre el conductismo tiene varios errores bastante groseros para un hombre que como el que se supone que debe ser muy leído. En primer lugar fue Pavlov y no Watson el descubridor del “condicionamiento clásico” (gano un Nobel por esa contribución) en segundo lugar y tal como decía el primer comentario, fue Skinner y no Pavlov el que descubrió el mecanismo del “condicionamiento operante” y Aron Beck no “vistio al conductismo de cognitivismo” sino que integro técnicas de las terapias comportamentales a la terapia cognitiva que el había desarrollado… Y aunque parezca muy obvio que son las misma cosa, la terapia cognitiva tiene un desarrollo historico diferente y separado del de la psicología cognitiva computacional, la terapia cognitiva es una de las salidas que se inventaron frente al impasse en el que habia caido el psicoanalisis norteamericano de los años 50…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: