92. Identificación y socialización.

La socialización del ser humano abarca el aprendizaje por identificación -proceso psíquico que hace posible que un sujeto adopte los comportamientos de otros-. Su efecto es la interiorización de sentimientos, actitudes, pautas y valores del grupo social al que pertenece el sujeto. Mediante este proceso de identificación el ser humano encuentra un lugar en su medio social y sabe comportarse de acuerdo con él. Importante en este proceso es que el niño interiorice las normas, los límites de su comportamiento, aprenda de deberes y de derechos, y sobretodo, aprenda a ser un sujeto responsable de las consecuencias de sus actos y palabras.

Por esto, el aspecto más importante de la socialización es el “baño de lenguaje” que recibe el sujeto desde el momento de nacer. Si la familia como formación humana se inscribe en el reino de la cultura, en oposición a la familia animal que se inscribe en el reino de la naturaleza, se debe precisamente al lenguaje, a que el ser humano habla.

El lenguaje es la condición esencial de la estructura de la familia humana, ya que gracias a él se puede nombrar la relación de parentesco, y en función de esa nominación las personas se reconocen en un lugar como hijos de, hermanos de, esposa de o marido de; gracias al lenguaje, en la familia un sujeto puede contarse como hijo, nieto o biznieto, y puede construir un árbol genealógico hasta donde hay una inscripción simbólica. Existe entonces una dependencia radical del ser humano con el lenguaje, en tanto que el lenguaje es el que determina la posibilidad de existencia del sujeto, es decir, que gracias al lenguaje, un ser humano puede llegar a saber quién es, cómo se llama, dónde vive, en que ciudad nació, qué nacionalidad tiene, como llegar a su casa, etc.

Quienes transmiten todo este saber y una historia a un hijo son los padres, dando comienzo al proceso de socialización. El lenguaje, además, es el instrumento más importante en el establecimiento de vínculos sociales y en la transmisión de la cultura, las leyes y normas que rigen a una sociedad.

Acerca de Hernando Bernal

Hay un Hernando humorista, don juan, satán, tierno, charlatán, malicioso, displicente, generoso, vanidoso, amoroso, burlón, aullador, seductor, apasionado, cínico, gozón, tortuoso, sublime, puntilloso, profundo, cautivador, caprichoso, necio, amistoso, imprudente, voyeur, parrandista, goloso, simplón, afectuoso, irónico, cordial, sarcástico, expresivo, mimoso, tentador, hechicero y mordaz. Ver todas las entradas de Hernando Bernal

One response to “92. Identificación y socialización.

  • STEFY OLARTE

    Que buena informacion, coherente y bien clara… pero no tiene refeencia bibliografica y es terrible no poder encontrar el texto original para seguir leyendo.
    Incita a la mediocridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: