72. Adolescencia, autonomía y sexualidad.

Uno de los aspectos más importantes de la adolescencia, es la conquista de una autonomía, la cual pone en juego una renuncia recíproca: del lado de los padres, ellos deben renunciar al dominio que han tenido sobre sus hijos, inclusive los han debido preparar para ser personas independientes y responsables de sí mismos, situación ésta que no es la más corriente; y de parte del adolescente, éste debe renunciar a seguir siendo el niño al cuidado de sus padres y que ha sido hasta ahora.

Junto con la conquista de la autonomía, la cual está directamente relacionada con la posibilidad de autoabastecimiento, también se pone en juego el encuentro sexual, de gran relevancia para todo adolescente. Pero ambos aspectos, la independencia y el ejercicio de la sexualidad, se encuentran con dos inconvenientes que anteriormente no se conocían: primero, la dificultad que tiene el joven para hacerse a un trabajo digno; y segundo, las enfermedades de transmisión sexual; estos dos asuntos hacen crítico el paso por la adolescencia en nuestro tiempo.

La formación creciente de especialistas, exigido por el desarrollo de la ciencia y la continua innovación en el ámbito tecnológico, demanda de los jóvenes de hoy una mayor preparación y consecuentemente una permanencia más prolongada en el medio universitario. Esta situación ha obligado a alojar a los jóvenes en su hogar hasta pasada la edad cronológica de la adolescencia; por eso se observan hombres y mujeres de veinticinco años o más en condición de estudiantes y que dependen económicamente de sus padres. Al mismo tiempo, son sujetos maduros y capaces de hacer un uso responsable de su sexualidad, y eventualmente llegar a ser padres y madres.

Lo anterior produce una situación en la cual el joven consiente el encuentro sexual sin que haya alcanzado su autonomía. Al incrementarse las relaciones sexuales se introduce una contradicción en este proceso de independencia: el joven ejerce su sexualidad pero bajo la custodia de la familia.

Acerca de Hernando Bernal

Hay un Hernando humorista, don juan, satán, tierno, charlatán, malicioso, displicente, generoso, vanidoso, amoroso, burlón, aullador, seductor, apasionado, cínico, gozón, tortuoso, sublime, puntilloso, profundo, cautivador, caprichoso, necio, amistoso, imprudente, voyeur, parrandista, goloso, simplón, afectuoso, irónico, cordial, sarcástico, expresivo, mimoso, tentador, hechicero y mordaz. Ver todas las entradas de Hernando Bernal

One response to “72. Adolescencia, autonomía y sexualidad.

  • JUAN CAMILO

    >Que implicaciones traeria el hecho de que "el joven ejerce su sexualidad pero bajo la custodia de la familia."?? quizas las relaciones de pareja serian mas superficiales ya que el joven que tiene relaciones sexuales con su pareja aun bajo la custodia de su madre, podria estar teniendo relaciones NO con su pareja SINO con una madre simbolizada en ella, tal como sucede con todos gracias al Complejo de Edipo; sin embargo esta madre simbolizada estaria mas presente, porque aún está bajo su custodia, y el joven tendría mas conflictos internos por la presencia de la madre, y la relación seria mas superficial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: