53. Esclarecimiento sexual.

El tema de la primera relación sexual en adolescentes no deja de ponerle los “pelos de punta” a muchos padres. Estos se habrán preguntado sobre cómo y cuándo esclarecer los asuntos de la vida sexual a sus hijos, sobretodo cuando llega ese período de la vida de los niños en que se despierta una intensa curiosidad por estos temas. Dicha curiosidad la puede avivar, no solo la televisión, sino también el nacimiento de un hermano, el descubrimiento de la diferencia sexual, o querer saber sobre lo que hacen los papás en la cama -cuando se encierran en la habitación o están solos-.

A la pregunta de si es pertinente brindar instrucción sexual a los niños, el psicoanálisis responde, sin duda, que sí. Sí es lícito aclararles los hechos de la vida sexual humana. Habría que discutir sobre la edad en que convendría hacerlo y de qué manera. La supuesta “pureza” de los niños no se preservará mediante la ignorancia.

Hay padres prejuiciados que creen que los niños no muestran interés alguno por los enigmas de la vida sexual, ni inteligencia para comprenderlos, pero muchos hechos demuestran lo contrario. Los niños no solo comprenden, sino que son unos investigadores tenaces, logrando en ocasiones sorprender a sus padres con ocurrencias acertadas sobre la sexualidad.

Son torpes la mayoría de la propuestas sobre cuándo y cómo hacer el esclarecimiento sexual. Las respuestas a la pregunta “¿Cómo se lo digo a mi hijo?” son lamentables. Lo más importante es que los niños nunca den en pensar que se pretende ocultarles los hechos de la vida sexual más que alguna otra cosa. Y para conseguir esto se requiere que lo sexual sea tratado desde el comienzo en un pie de igualdad con todas las otras cosas dignas de ser conocidas.

Como esto involucra la sexualidad de los padres -su posición sexual, su forma de goce sexual, sus prejuicios sexuales, en fin, la manera como viven y han estructurado su propia sexualidad-, por eso mismo se asustan, se inhiben, se avergüenzan y se sienten embarazados con las preguntas de los niños y con los programas de televisión y de radio que tratan el tema.

Anuncios

Acerca de Hernando Bernal

Hay un Hernando humorista, don juan, satán, tierno, charlatán, malicioso, displicente, generoso, vanidoso, amoroso, burlón, aullador, seductor, apasionado, cínico, gozón, tortuoso, sublime, puntilloso, profundo, cautivador, caprichoso, necio, amistoso, imprudente, voyeur, parrandista, goloso, simplón, afectuoso, irónico, cordial, sarcástico, expresivo, mimoso, tentador, hechicero y mordaz. Ver todas las entradas de Hernando Bernal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: